TOS DE LAS PERRERAS

tos de las perreras

La tos de las perreras o también conocida como traqueobronquitis infecciosa canina es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los perros.

A pesar de que su nombre suena horrible, en la mayoría de las ocasiones la enfermedad no es grave y los perros se recuperan sin ningún tratamiento.

Como su propio nombre oficial nos indica (traqueobronquitis infecciosa), esta enfermedad produce una infección e inflamación de la tráquea y los bronquios del perro.

Al igual que ocurre con los resfriados de los seres humanos, el virus que provoca la enfermedad puede ser muy variado pudiendo llegar a tener la tos de las perreras diversos causantes de su infección.

No obstante, una de estas causas más comunes es provocada por una bacteria que se llama Bordetella bronchiseptica M siendo el virus más letal en su propagación.

La infección se produce cuando el perro inhala la bacteria o particular del virus que se encuentra en el aire y llega directamente a su aparato respiratorio.

Esta infección no suele contagiarse en los seres humanos, pero en el caso de los niños muy pequeños o personas de avanzada edad con el sistema inmune deteriorado sería aconsejable que no estuviesen en contacto con el perro enfermo por precaución.

tos en las perreras
Índice
  1. CAUSAS DE LA TOS DE LAS PERRERAS
  2. SÍNTOMAS DE LA TOS DE LAS PERRERAS
  3. TRATAMIENTO DE LA TOS DE LAS PERRERAS
  4. CÓMO PREVENIR LA TOS DE LAS PERRERAS

CAUSAS DE LA TOS DE LAS PERRERAS

Como hemos mencionado anteriormente, las causas son debidas a una diversidad de virus que se propagan por el aire y son altamente contagiosos.

Entre los lugares donde más influyen en su transmisión se encuentran las perreras y los refugios ya que suelen ser zonas con muy mala ventilación y se exponen constantemente al contacto con otros perros infectados.

Además de las perreras o refugios caninos que es un gran foco de infección (por ello su nombre) existen otras probabilidades por las que nuestro perro pueda verse infectado como pudieran ser;

  • Exposición a las bajas temperaturas
  • Exposición al polvo o humo del tabaco
  • Estrés

En los cachorros jóvenes al tener el sistema inmune inmaduro la tos de las perreras a menudo puede provocarles complicaciones más severas.

También se encuentran en mayor riesgo los perros de avanzada edad, las perras embarazadas y los perros que suelan tener una mayor predisposición a las enfermedades respiratorias.

sintomas tos de las perreras

SÍNTOMAS DE LA TOS DE LAS PERRERAS

Si usted tiene la sospecha de que su perro pudiese tener la tos de las perreras lo primero que debería de hacer es mantenerlo alejado de otros animales y llevarlo cuanto antes a su veterinario para que nos pueda confirmar la enfermedad, así de esta forma podremos evitar su propagación.

Los primeros síntomas de la tos de las perreras suelen mostrarse alrededor de los 3-4 días posteriores a los de su infección.

Siendo los síntomas más comunes;

  • Tos seca y persistente
  • Náuseas
  • Moqueo nasal
  • Estornudos
  • Ojos llorosos
  • Vómitos esporádicos

En los casos más graves, los síntomas son más evidentes y van unidos a un estado febril y letargo del perro.

En algunos ejemplares la tos es tan intensa que puede venir acompañada de vómitos del perro que suelen ser provocados por una fuerte contracción del diafragma a la hora de toser.

Si no evitamos que la enfermedad prosiga podría acabar derivando la enfermedad en una neumonía e incluso hasta la muerte.

tratamiento tos de las perreras

TRATAMIENTO DE LA TOS DE LAS PERRERAS

El tratamiento dependerá en función de la gravedad de la infección. En los casos leves en que nuestro perro se muestre activo, alegre y tenga buen apetito, su veterinario podrá prescribir tan solo medidas de soporte como son el descanso, algún complemento vitamínico e hidratación.

En los casos más graves, donde los síntomas son más evidentes y nuestro perro se encuentra decaído y sin apetito, el tratamiento deberá ir acompañado de medicamentos que reduzcan la inflamación y la tos junto a los antibióticos en los casos necesarios.

En la mayoría de los casos leves, los perros suelen recuperarse completamente a las tres semanas, aunque en los cachorros de menos de seis meses y los de avanzada edad pudiera durar los síntomas hasta las seis semanas.

Si pasado todo este tiempo no observamos ninguna mejoría o incluso observamos que los síntomas se acentúan deberemos llevarlo lo antes posible a su veterinario para que pueda realizar un estudio más exhaustivo.

Mientras nuestro perro se mantenga enfermo, sería aconsejable que cuando lo tengamos que pasear usemos un arnés ya que el collar le podría ocasionar molestias debido a que la tráquea la tiene inflamada.

Si no tuviésemos un arnés sería una buena idea el enrollar en el collar un trozo de trapo para que no le fuese tan duro al contacto.

Debemos evitar que durante los paseos no realice ejercicio y sean en las horas del día con menos frío ya que las defensas las tendrá muy bajas y podría volver a recaer.

En casa, sería recomendable el utilizar un humidificador con esencia de eucalipto para que de esta forma podamos aliviar las molestias que provoca la inflamación de la garganta.

No es aconsejable bañarlo, pero si fuese necesario, deberá ser con agua tibia y en una habitación cerrada y previamente caldeada.

Es fundamental que no salga de la habitación si no está completamente seco ya que se podría empeorar la enfermedad.

prevenir tos de las perreras

CÓMO PREVENIR LA TOS DE LAS PERRERAS

En perros pequeños, opinamos que no hay mejor prevención (salvo las vacunas) que una buena información de las posibles causas y síntomas que pueden provocar cada enfermedad.

De esta forma, podremos prevenir la enfermedad o conocer rápidamente el estado de salud de nuestro perro a través de los primeros síntomas.

Para la tos de las perreras existe una vacuna, aunque no garantiza al 100 % la protección de esta enfermedad ya que como hemos explicado anteriormente puede ser causada por múltiples tipos de bacterias y virus.

Esta vacuna no es obligatoria y debe ser aplica en el perro a los seis meses de edad y se tendrá que revacunar cada año a lo largo de su vida.

Debemos saber que la tos de las perreras tiene una alta incidencia durante los meses más fríos ya que es cuando suelen ser más bajas las defensas de los perros y los virus se encuentran más activos.

Por lo tanto, si tuviésemos que dejar a nuestro perro durante el otoño o invierno en algún centro canino sería aconsejable que lo vacunásemos antes de llevarlo.

Este artículo es meramente Informativo, en Perros Pequeños no tenemos la facultad de prescribir ningún tipo de tratamiento ni diagnóstico.

En el caso de que usted observe cualquier anomalía en su perro, le aconsejamos que lo lleve lo antes posible a su centro veterinario para poder tener un acertado diagnóstico y un posterior tratamiento.

Si necesita cualquier aclaración o consulta, no dude en dejarnos su comentario que rápidamente se la resolveremos.

TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos Cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes saber más sobre que cookies utilizamos en Política de Cookies