MASTITIS EN PERRAS

mastitis en perras

La mastitis en perras es una inflamación de las glándulas mamarias provocada por una infección bacteriana.

Afecta principalmente a las hembras que acaban de parir y se encuentran amamantando a sus cachorros aunque en algunas ocasiones también puede ocurrir a las perras que no estén criando.

Los estafilococos, Escherichia coli (E.coli) y los estreptococos β-hemolíticos son las principales bacterias que afectan a la glándula mamaria.

En una infección fácilmente curable si se trata rápidamente, de lo contrario, la infección podría ser mortal causando un shock séptico. Las mastitis que no son tratadas, pueden acabar gangrenándose teniendo que extirparle la zona afectada.

Debido a que es sumamente importante el reconocer la enfermedad durante sus primeros inicios para obtener una pronta recuperación.

En este artículo te expondremos toda la información necesaria para que conozcas todo sobre la mastitis canina.

causas mastitis perros
Índice
  1. CAUSAS DE LA MASTITIS EN PERRAS
  2. SÍNTOMAS DE LA MASTITIS EN PERRAS
  3. TRATAMIENTO CASERO DE LA MASTITIS EN PERRAS
    1. ¿PUEDEN CONTINUAR LOS CACHORROS AMAMANTANDO EN UNA MASTITIS?
  4. ¿CÓMO PREVENIR LA MASTITIS EN LAS PERRAS?

CAUSAS DE LA MASTITIS EN PERRAS

Son diversas las causas que pueden provocar que nuestra perra padezca de mastitis. Durante el embarazo de la perra sus defensas se encuentran muy bajas por lo que se encuentran más propensas a padecer cualquier tipo infección.

Debido a que su sistema inmunológico se encuentra bastante debilitado las bacterias a través de los conductos de los pezones pueden acceder más fácilmente.

Durante la lactancia, los cachorros pueden causarle alguna pequeña herida con sus dientes o uñas en sus glándulas mamarias por lo que las bacterias tendrán mayor facilidad de penetrar en su organismo.

Otras de las causas que pueden provocar esta enfermedad es la falta de higiene en el lugar donde suela amamantar a sus cachorros.

sintomas mastitis perras

SÍNTOMAS DE LA MASTITIS EN PERRAS

La sintomatología de la mastitis en perras dependerá de en que punto se encuentra la enfermedad.

Generalmente, el primer síntoma que nos puede hacer sospechar es la pérdida de apetito y un comportamiento apático.

No debemos de olvidarnos, que la mastitis le genera bastante dolor por lo que su carácter se verá bastante afectado.

Debido a este dolor, muchas perras comienzan a descuidarse más de sus cachorros y evitaran el tener que amamantarlos. Junto a estos primeros cambios en su carácter, posteriormente también se podrán observar;

  • Hinchazón y enrojecimiento de algún pezón
  • Dolor a la palpación de alguna de las glándulas mamarias
  • Fiebre
  • Secreción de leche con un mal olor
  • Glándula mamaria dura al tacto
  • Piel negra u oscura (casos de cangrena)
tratamiento mastitis en perras

TRATAMIENTO CASERO DE LA MASTITIS EN PERRAS

Si observamos que nuestra perra durante la lactancia muestra alguno de los síntomas anteriormente descritos, sería aconsejable que visitemos a nuestro veterinario para poder obtener un diagnóstico.

Una simple analítica de sangre debería bastar para comprobar si nuestra perra pudiera estar padeciendo alguna infección en las glándulas mamarias.

La mastitis en perras es muy agresiva y la enfermedad se propaga por todo el organismo muy rápidamente.

El tratamiento debe ser individual y dependerá de la gravedad de la infección. Normalmente, su veterinario le recetará un antibiótico de amplio espectro para detener la infección.

En los casos donde se muestre algún signo de deshidratación o sepsis también será necesario la fluidoterapia intravenosa para que se restauren los posibles desequilibrios en la sangre de electrolitos y la hipoglucemia.

Si la infección ha estado presente durante bastante tiempo, puede que sea necesario efectuar una pequeña incisión bajo anestesia local o general en la glándula mamaria afectada para poder drenar el pus que tenga en su interior.

Es aconsejable que se le aplique en la zona afectada paños calientes empapados en vinagre de manzana ya que estaremos ayudando a bajar la inflamación, le aliviaremos el dolor y estimularemos el flujo de la leche.

Los paños calientes deberán emplearse en la glándula mamaria afectada por lo menos de 4 a 6 veces al día hasta que hay remitido la infección.

El masaje en la zona afectada a modo de drenaje es muy efectivo para ayudar a diluir la infección. De esta forma, permitiremos que las defensas del organismo puedan combatirlo de una manera más eficaz.

El masaje deberá ser lento y muy suave, no nos debemos de olvidar que nuestra perra tiene dolores.

Con las yemas de dos dedos iremos deslizándonos por la glándula mamaria desde dentro hacia fuera, es decir, desde la parte más cercana al abdomen en dirección hacia el pezón.

Otro remedio casero para la mastitis en perras que también suele dar buenos resultados para bajar la inflamación y reducir el dolor es envolviendo con hojas de col las glándulas mamarias afectadas.

tratamiento mastitis perras

¿PUEDEN CONTINUAR LOS CACHORROS AMAMANTANDO EN UNA MASTITIS?

Existen bastantes contradicciones en si se debe o no permitir amamantar a los cachorros en la mama afectada de mastitis.

Algunos veterinarios desaconsejan que los cachorros continúen tomando la leche de la madre, en cambio, otros lo aconsejan porque es beneficioso para la perra.

En el tratamiento de la mastitis en las mujeres por ejemplo, los pediatras aconsejan que el bebé continúe succionando el pecho con mastitis ya que evita de esta forma su congestión y le alivia el dolor a la madre.

Nuestro consejo es que durante las primeras 48 horas desde que se inicia el tratamiento con antibióticos los cachorros solo se alimenten cada 3-4 horas con leche maternizada artificial que se puede encontrar en los centros veterinarios.

Posteriormente, una vez que el antibiótico haya actuado, se recomienda que los cachorros continúen alimentándose de la leche materna de la perra.

Lo único que debemos tener cuidado es que la glándula mamaria afectada sea succionada por todos los cachorros de la camada y no por un mismo cachorro siempre.

cuidar mastitis perras

¿CÓMO PREVENIR LA MASTITIS EN LAS PERRAS?

Como hemos mencionado a lo largo del artículo, la mastitis en perras es producida por una infección bacteriana.

Dado que el sistema inmunológico de la perra al parir se encuentra muy débil, debemos mantener la zona donde se encuentre con los cachorros lo más limpia posible.

Para evitar que los cachorros le puedan producir alguna herida, recortaremos sus uñas con mucho cuidado cuando creamos que las tienen demasiado largas.

Procuraremos limpiar al menos una vez al día las glándulas mamarias de la perra con una gasa limpia.

Este artículo es meramente informativo, en Perros Pequeños no tenemos la facultad de prescribir ningún tipo de tratamiento ni diagnóstico.

En el caso de que observes cualquier anomalía en tu mascota, te aconsejamos que la lleves lo antes posible a tu veterinario para poder obtener un rápido y correcto tratamiento.

Si necesitas cualquier aclaración o tienes alguna consulta sobre las mastitis en perras, no dudes en dejarnos tu comentario que rápidamente te responderemos.

TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos Cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes saber más sobre que cookies utilizamos en Política de Cookies