TOXOPLASMOSIS EN PERROS

toxoplasmosis en perros

La toxoplasmosis en perros es una de las enfermedades parasitarias más comunes que viene provocado por la aparición del parásito Toxoplasma gondii en el organismo.

Los gatos son los principales causantes de esta enfermedad ya que el parásito únicamente puede complementar su ciclo de vida en su tracto digestivo para posteriormente ser expulsado al medioambiente a través de sus heces.

Otras de las fuentes principales de contagio de la toxoplasmosis son mediante la ingesta de carne cruda o frutas y verduras sin lavar.

Puede afectar a cualquier animal de sangre caliente y a los seres humanos.

Los niños, las mujeres embarazadas y aquellas personas que con motivo de alguna enfermedad tengan su sistema inmunológico deteriorado tendrán una mayor predisposición a padecer dicha enfermedad.

La infección de toxoplasmosis en perros puede ser crónica o aguda. En la crónica, la enfermedad tiene un mejor pronóstico y es asintomática.

En cambio, en la aguda, los síntomas son más evidentes y la enfermedad suele presentar mayores complicaciones.

causas toxoplasmosis en perros
Índice
  1. CAUSAS DE LA TOXOPLASMOSIS EN LOS PERROS
  2. SÍNTOMAS DE LA TOXOPLASMOSIS EN PERROS
  3. TRATAMIENTO DE LA TOXOPLASMOSIS EN PERROS
  4. CÓMO PREVENIR LA TOXOPLASMOSIS EN MI PERRO

CAUSAS DE LA TOXOPLASMOSIS EN LOS PERROS

Como hemos mencionado anteriormente, los gatos son los únicos huéspedes principales de la toxoplasmosis.

El parásito vive en el interior del intestino y de los ooquistes que es como un quiste que forma el cigoto de un parásito apicomplexo.

Los ooquistes que se encuentran en las heces de los gatos tardan una vez expulsados al exterior entre 1 a 5 días en poder infectar a otro animal.

Estos parásitos pueden llegar a sobrevivir varios años en el medioambiente y son bastante resistentes a la mayoría de los desinfectantes.

Cuando algún animal ingiere las heces de un gato infectado de toxoplasmosis, el parásito se desplaza hacia los músculos y el cerebro.

En las personas embarazadas también puede migrar hacia la placenta y la leche materna pudiendo afectar gravemente al recién nacido.

Cuando un gato ingiere un pequeño animal infectado, el parásito se libera dentro del intestino del gato y el ciclo de vida se vuelve a repetir.

Otras de las causas por las cuales nuestro perro o nosotros mismos nos podemos infectar es a través de la ingesta de carne cruda, la leche cruda de ganado ovino o por frutas y verduras sin haberse lavado previamente.

sintomas toxoplasmosis en perros

SÍNTOMAS DE LA TOXOPLASMOSIS EN PERROS

Los signos clínicos de la enfermedad se observan con mayor frecuencia en los gatos que en los perros.

No obstante, los perros con toxoplasmosis pueden presentar algunos síntomas que podrían ser confundidos con otro tipo de enfermedades como son el moquillo o la rabia.

Los síntomas se podrán observar con mayor claridad es en los cachorros que aún no tienen desarrollado su sistema inmunológico y en los perros que padezcan alguna enfermedad que les deteriore las defensas de su organismo.

Algunos de los síntomas que afectan a los gatos infectados, y por ende también se pueden observar en los perros son;

  • Temblores
  • Convulsiones
  • Parálisis parcial o completa
  • Problemas con movilidad
  • Letargo
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito y peso
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Dolor abdominal
  • Coloración amarillenta de las encías o la piel
  • Problemas oculares
tratamiento de la toxoplasmosis en perros

TRATAMIENTO DE LA TOXOPLASMOSIS EN PERROS

Si nuestro perro presenta alguno de los síntomas anteriormente descritos y convive o mantiene contacto con algún gato es recomendable que visite a un veterinario para que pueda ser descartada la enfermedad.

Su veterinario le realizará un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina para poder confirmar la infección.

La toxoplasmosis en perros muestra en sus pruebas serológicas un bajo número de glóbulos blancos, neutrófilos y linfocitos que delatan que su organismo esta siendo atacado por algún tipo de parásito.

Aunque no es lo más usual, en los casos de toxoplasmosis aguda será necesario la hospitalización del perro para recibir un rápido tratamiento.

Generalmente, el tratamiento de la toxoplasmosis en perros se realiza suministrándole un antibiótico por vía oral llamado clindamicina.

Cerca del 60% de los perros infectados de toxoplasmosis que son tratados con este tipo de antibiótico tienen un buen pronóstico de curación.

Sin embargo, en aquellos casos donde el perro tenga debilitado su sistema inmunológico o en los cachorros su pronóstico de recuperación es mucho menor.

prevenir toxoplasmosis en perros

CÓMO PREVENIR LA TOXOPLASMOSIS EN MI PERRO

Aunque los gatos son los principales transmisores de la toxoplasmosis, es importante recordarte que el parásito también puede encontrarse en la carne cruda, la leche cruda de ganado ovino y las frutas y verduras sin lavar.

Por lo tanto, es de vital importancia que nunca alimentemos a nuestro perro con carne cruda y no le debemos permitir que tenga acceso a las heces de los gatos.

Si nuestro perro convive con un gato, deberemos mantener la caja de arena donde haga las necesidades su gato lo más apartado de su perro ya que algunos perros les encanta ingerir las heces de los gatos.

Otras de las medidas de prevención incluyen el uso de guantes desechables mientras manipulemos la caja de arena y limpiar diariamente sus heces.

Siempre que fuese posible, las mujeres embarazadas deberán evitar limpiar las heces de los gatos ya que el parásito de la toxoplasmosis les puede causar graves complicaciones durante el embarazo y posteriormente en el bebé.

Si esto fuese inevitable, cada vez que tenga que limpiar la caja de arena deberá ir provista de guantes desechables y una mascarilla.

No obstante, si tenemos en cuenta estos pequeños detalles, el convivir con una mascota con toxoplasmosis no debería producirnos ningún riesgo en nuestra salud ya que el parásito que provoca la toxoplasmosis solo puede ser transmitido como hemos mencionado anteriormente.

Los puntos más destacados para evitar el contagio de toxoplasmosis en perros son;

  • No comer carne cruda. La carne debería cocinarse al menos durante 20 minutos a temperatura de 160º.
  • No coma frutas ni verduras sin lavar.
  • No beba agua de las charcas.
  • Mantener fuera del alcance de su perro la caja de arena del gato.
  • Retirar todos los días las heces de su gato.
  • No permitir que su gato ingiera otro animal.
  • Lavarse las manos antes de manipular cualquier alimento.
  • Utilizar guantes para limpiar la caja de arena.
  • Las mujeres embarazadas y aquellas personas con el sistema inmunológico debilitado no deberían limpiar las heces del gato.

Este artículo es meramente informativo, en Perros Pequeños no tenemos la facultad de prescribir ningún tipo de tratamiento ni diagnóstico.

En el caso de que observes cualquier anomalía en tu mascota, te aconsejamos que la lleves lo antes posible a tu veterinario para poder obtener un rápido y correcto tratamiento.

Si necesitas cualquier aclaración o tienes alguna consulta sobre la toxoplasmosis en perros, no dudes en dejarnos tu comentario que rápidamente te responderemos.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos Cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes saber más sobre que cookies utilizamos en Política de Cookies