LEISHMANIOSIS EN PERROS

leishmaniosis en perros

La Leishmaniosis en perros o también llamada Leishmaniasis o Leishmania es una de las enfermedades más graves que pueden afectar a nuestro perro.

Dicha enfermedad se difunde a través de la picadura de un mosquito del género Phlebotomus en el que transmiten los parásitos de un perro enfermo a otro.

Por norma general la leishmaniosis suele afectar tan solo a la raza canina, aunque dependiendo de las épocas del año en las que exista una abundancia de este mosquito también puede afectar a cualquier otro tipo de mamífero como gatos, hámster, etc.

En casos excepcionales, puede llegar a producirse un contagio de la Leishmania en los seres humanos a través de diferentes cuadros clínicos de dispar pronóstico como es la leishmaniasis cutánea, L. mucocutánea y Leishmaniasis visceral, no obstante, las afecciones no suelen ser comunes salvo en los casos que se tenga el sistema inmunológico debilitado aquejado por una enfermedad.

La Leishmaniosis en perros es una enfermedad incurable y crónica. Pese a que la enfermedad puede ser transmitida en cualquier parte del mundo, esta es endémica y estacional por lo que la presencia del mosquito suele ser en las zonas de climas calurosos y húmedos.

Las épocas del año donde suele ser más propicia su aparición son desde la primavera hasta casi entrado el otoño, el resto del año y en temporadas de frío el mosquito se encuentra en estado de invernación, también influye en gran medida la zona geográfica donde vivamos, cuanto mayor sea el calor y humedad existente en la atmósfera mayor será su presencia.

leishmaniosis en los perros
Índice
  1. SÍNTOMAS DE LA LEISHMANIOSIS EN PERROS
    1. SÍNTOMAS LEISHMANIOSIS CUTÁNEA EN PERROS
    2. SÍNTOMAS DE LA LEISHANIOSIS VISCERAL EN PERROS
  2. TRATAMIENTO DE LA LEISHMANIOSIS EN PERROS
  3. PREVENCIÓN DE LA LEISHMANIOSIS EN LOS PERROS

SÍNTOMAS DE LA LEISHMANIOSIS EN PERROS

Uno de los mayores problemas de la leishmaniosis en perros es su diagnóstico, donde en muchas ocasiones una inexactitud por parte del veterinario en la valoración de la enfermedad puede resultar letal para nuestro perro.

Los primeros síntomas externos de la enfermedad dependerán principalmente del estado en que se encuentre su sistema inmune y si el parásito que le afecta es cutáneo o visceral, siendo la infección visceral la forma donde ataca con mayor agresividad.

El periodo de incubación del parásito puede variar entre los 2 y 17 meses.

En algunos casos y de forma excepcional, la enfermedad puede llegar a permanecer en el cuerpo del animal durante varios años sin mostrar ningún síntoma externo.

Generalmente, la Leishmaniasis en perros se presenta con una sintomatología diferente ya sea si nos encontramos con una afección cutánea o visceral.

Aunque a menudo los primeros síntomas suelen afectar a la piel, posteriormente la enfermedad se transmite a gran parte de los órganos.

leishmaniosis cutanea perro

SÍNTOMAS LEISHMANIOSIS CUTÁNEA EN PERROS

  • Crecimiento anormal de las uñas.
  • Úlcera en borde de las orejas, cabeza o extremidades.
  • Pérdida de pelo, zona de la cabeza.
  • Inflamación de los ojos.
  • Conjuntivitis.
  • Despigmentación. costras en la trufa.

SÍNTOMAS DE LA LEISHANIOSIS VISCERAL EN PERROS

  • Pérdida repentina de peso.
  • Diarreas.
  • Vómitos.
  • Sangre en la orina.
  • Sangrado por la nariz.
  • Heridas que no se curan o tardan en cicatrizar
  • Fiebre.
  • Apatía.
  • Cansancio.

La evolución de la enfermedad generalmente suele ser lenta, en la que pueden alternarse épocas de mejorías con posteriores recaídas de los síntomas.

En los casos de mayor gravedad o sin los fármacos adecuados la causa de la muerte del animal generalmente suele ser debido a una insuficiencia renal.

tratamiento leishmaniosis perros

TRATAMIENTO DE LA LEISHMANIOSIS EN PERROS

Como hemos mencionado anteriormente, la Leishmaniosis en perros es incurable. Aunque un diagnóstico precoz de la enfermedad nos puede servir de gran ayuda para paliar los futuros síntomas que provoca.

El tratamiento tan solamente interrumpirá los vestigios de la enfermedad, pero no evitará que nuestro perro pueda continuar infectado por el parásito.

El tratamiento se realiza durante los brotes de la enfermedad y puede llegar a durar varias semanas, no pudiendo conocer cuando podrán ser las posteriores recaídas, dependerá mucho del sistema inmunitario del perro y lo avanzado en que se encuentre la enfermedad.

En perros de avanzada edad o aquejados de otras afecciones, el desarrollo de la enfermedad y sus brotes serán más continuos.

Un tratamiento que según diversos estudios publicados recientemente han podido constatar una buena eficacia es la domperidona tanto para la infección como para la prevención de la Leishmania canina.

Con un control exhaustivo de la enfermedad y un buen tratamiento podremos elevar considerablemente la esperanza de vida de nuestro perro sin que la Leishmaniosis pueda mostrar signos del contagio.

Otro tratamiento que también esta dando buenos resultados es el alopurinol que pertenece a la clase de medicamentos conocidos como inhibidores de la xantina oxidasa.

El alopurinol suele ser utilizado en combinación con otros fármacos para la Leishmania y se presenta en formato de pastillas bajo prescripción veterinaria.

prevenir leishmaniosis perro

PREVENCIÓN DE LA LEISHMANIOSIS EN LOS PERROS

Al encontrarnos ante una enfermedad incurable, la única manera de proteger a nuestro perro es mediante la prevención.

En España se ha desarrollado la vacuna de la Leishmaniosis llamada canileish, con un alto nivel de eficacia, pero no efectiva al 100 %.

Se suministra a los perros a partir de los 6 meses y es necesario la aplicación de tres dosis, con una pausa entre cada dosis de tres semanas.

Posteriormente solo se necesitará una revaluación anual para mantener la inmunidad frente la enfermedad al igual que ocurre en otras vacunas como pudiera ser el parvovirus.

Juntamente con la vacuna, en los meses donde haya más calor podremos ayudarnos de los productos repelentes que existen en el mercado para evitar la picadura del mosquito como pueden ser los sprays, pipetas y collares.

En los collares, también recientemente acaba de salir al mercado un modelo llamado collar scalibor del que se asegura que tiene una eficacia del 95 % contra la picadura del mosquito.

Por último, y no menos importante debemos de tener cuidado de que si vivimos en zonas húmedas y calurosas no dejar a nuestro perro fuera de casa desde el atardecer al amanecer ya que los mosquitos aumentan su actividad durante la noche.

También seria prudente no pasear por las noches por zonas cercanas a los ríos o pantanos. En casa deberíamos utilizar enchufes anti-mosquitos para evitar que puedan entrar.

La vacuna de la Leishmania en perros junto a los productos repelentes y teniendo en cuenta lo que acabamos de mencionar harán que podamos mantener a raya a este indeseable mosquito.

¿Sabías que existen dos razas de perros inmunizados contra la Leishmaniasis?.

Estas dos razas son el podenco ibicenco y el andaluz. El motivo es que han vivido tanto tiempo en la zonas donde la presencia del mosquito es tan abundante que su organismo a generado sus propias defensas.

Este artículo es meramente informativo, en Perros pequeños no tenemos la facultad de recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún diagnostico.

Te aconsejamos que ante cualquier duda de que tu perro padezca Leishmaniasis, lo lleves al veterinario para obtener un acertado diagnóstico.

Si necesitas cualquier aclaración o tiene alguna consulta, no dude en dejarnos su comentario que rápidamente se lo resolveremos.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos Cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes saber más sobre que cookies utilizamos en Política de Cookies