SÍNDROME DE CUSHING EN PERROS

cushing en perros

El síndrome de cushing en perros o también llamada hiperadrenocorticismo es un trastorno que resulta de un exceso de glucocorticoides en el organismo.

El glucocorticoides es una hormona de la familia de la cortisona que es la responsable de las proteínas y del metabolismo del cuerpo.

La cortisona también ayuda a controlar el peso, combatir infecciones, coopera en los momentos de estrés y mantiene bajo control los niveles de azúcar en la sangre. La enfermedad de cushing es uno de los trastornos endocrinos que más afectan en los perros.

En un perro sano, la glándula pituitaria elabora una hormona llamada ACTH (hormona adrenocorticotropa) que es la que activa a la glándula suprarrenal para que produzca las hormonas glucocorticoides necesarias para un correcto funcionamiento del organismo.

Si existe un desequilibrio tanto en la glándula pituitaria como en la glándula suprarrenal y se empieza a producir un exceso de glucocorticoides se desarrollará el síndrome de cushing en perros.

causas cushing perros
Índice
  1. CAUSAS DEL SÍNDROME DE CUSHING
  2. SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE CUSHING
  3. DIAGNÓSTICO SÍNDROME CUSHING
  4. TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE CUSHING

CAUSAS DEL SÍNDROME DE CUSHING

Son tres las causas por las cuales nuestro perro puede contraer la enfermedad del síndrome de Cushing;

  1. La causa más común (80%-90%) que provoca el síndrome de cushing en perros se debe a la presencia de un tumor hipofisario benigno. Son muy poco frecuentes los casos donde el tumor alojado en la glándula pituitaria pudiese ser maligno.
  2. Una causa menos habitual, es la aparición de un tumor en la glándula suprarrenal. A diferencia del tumor hipofisario, en la glándula adrenal puede resultar un tumor benigno o maligno. Esta causa provoca un aumento de cortisol en el organismo.
  3. Suministrar a nuestro perro glucocorticoides en exceso que se utilizan para combatir alergias, inflamaciones o como terapia para tratar enfermedades con bajos niveles de cortisona como pudiera ser la enfermedad de Addison.
sintomas cushing perros

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE CUSHING

Esta enfermedad suele afectar a un gran número de órganos por lo que los síntomas pueden variar considerablemente dependiendo de cada caso.

No obstante, los signos más comunes suelen estar relacionados con el tracto urinario o la piel.

La edad habitual en que los perros contraen la enfermedad suele ser alrededor de los 6-7 años, con un rango que puede ir desde los dos a los dieciséis años.

El síndrome de cushing avanza muy lentamente. Recientes estudios han comprobado que en la gran mayoría de los perros afectados por esta enfermedad llevaban con algún síntoma durante bastante años antes de que se le diagnosticara.

Ello se debe a que los síntomas al ser de una manera gradual pueden ser confundidos por su dueño con los cambios propios que ocurren en la vejez.

Los síntomas más comunes del síndrome de cushing son:

  • Aumento de la sed y la orina
  • Aumento del hambre
  • Abdomen abultado
  • Pérdida de cabello, especialmente en el cuerpo, evitando la cabeza y extremidades
  • Aumento del jadeo
  • Debilidad muscular
  • Cansancio
  • Obesidad
  • Pliegues de la piel demasiado delgadas
  • Falta de celo en perras
  • Testículos demasiado pequeños
  • Oscurecimiento de la piel
  • Presencia de puntos negros sobre la piel
  • Parches escamosos duros de color blanco por la piel, codos, etc..

Un exceso de glucocorticoides en el organismo del perro destruye el sistema inmunológico por lo que son más propensos a padecer infecciones bacterianas, normalmente, infecciones de vejiga.

El uso de prednisona o medicamentos similares para el tratamiento de algunas patologías en los perros como pudieran ser la artritis, alergias, etc….. pueden provocar síntomas que se asemejen al síndrome de cushing.

sindrome de cushing en perros

DIAGNÓSTICO SÍNDROME CUSHING

En la actualidad, no existe un método específico y fiable al 100% para el diagnóstico del síndrome de cushing en perros.

Lo habitual, es que nuestro veterinario realice un examen físico completo que incluye un análisis de sangre y de orina, así como un hemograma completo.

Junto al chequeo corriente, también podrá realizar alguna prueba para medir los niveles de la hormona cortisona en la sangre.

Para ello, existen dos pruebas distintas; Una prueba de orina para medir el cortisol o un análisis de sangre en la que se realiza una prueba de estimulación con corticotropina (ACTH).

Para reforzar el diagnóstico, muchos veterinarios optan por realizar una ecografia o rayos X para comprobar la presencia de algún tumor suprarrenal.

tratamiento cushing perro

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE CUSHING

El tratamiento del síndrome de Cushing en perros dependerá de la ubicación y del tipo de tumor.

Generalmente, si se identifica un tumor suprarrenal la mejor opción es la extirpación quirúrgica, aunque ello dependerá de la zona donde se encuentre y de su tamaño.

En cambio, en los tumores de la glándula pituitaria (controla la totalidad de la producción de las hormonas en el cuerpo) el tratamiento suele ser farmacológico.

El tipo de medicamento que se usa para tratar el síndrome de cushing en perros puede tener efectos secundarios graves por lo que es necesario una estrecha vigilancia por parte de su veterinario.

En los casos donde el tratamiento no se pueda realizar la extirpación del tumor, los medicamentos más utilizados son el Lysodren y el Trilostano.

  • Lysodren, sus efectos son algo así como la quimioterapia. Su función es la de destruir la células de la glándula suprarrenal que producen las hormonas corticosteroides. Al inicio del tratamiento se dará todos los días el comprimido que necesite hasta el octavo o noveno día de tratamiento que se tendrá que volver a comprobar si el medicamento funciona correctamente. La desventaja de este medicamento son sus efectos secundarios que hacen que durante el inicio del tratamiento su perro deba estar constantemente vigilado por parte de su veterinario o por nosotros mismos.
  • Trilostane, este medicamento es reciente y un poco más caro que el anterior, aunque es muy efectivo para el tratamiento de los tumores suprarrenales. La función del trilostano es el bloqueo de la síntesis de hormonas esteroideas adrenales. Por lo general, bastará un solo comprimido al día y al igual que con el Lysodren, durante el inicio del tratamiento deberá estar nuestro perro constantemente vigilado por su veterinario o por nosotros mismos.

Si no tratamos un tumor pituitario, podría crecer lo suficiente como para presionar el cerebro del perro provocándole graves problemas neurológicos u otros trastornos como la diabetes o convulsiones.

El tratamiento a base de fármacos es para toda la vida del perro y su pronóstico es bastante bueno. En algunos casos, al inicio del tratamiento los síntomas tienden a desaparecer rápidamente, en cambio, en otros casos irá más lentamente.

Si se extirpa el tumor que provoca la enfermedad, en el 80-90% de los casos el desequilibrio hormonal y los síntomas tienden a remitir.

Este artículo es meramente informativo, en Perros Pequeños no tenemos la facultad de prescribir ningún tipo de tratamiento ni diagnóstico.

En el caso de que se observe cualquier anomalía en tu mascota, te aconsejamos que lo lleves lo antes posible a tu veterinario para poder obtener un rápido y correcto tratamiento.

Si necesitas cualquier aclaración o tienes alguna consulta sobre el síndrome de cushing en perros, no dudes en dejarnos tu comentario que rápidamente te responderemos.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos Cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes saber más sobre que cookies utilizamos en Política de Cookies